domingo, 4 de enero de 2009

El Frikómetro - Star Trek TOS Films

Toca hablar de las películas de la tripulación original del Enterprise. Acusan mucho el paso del tiempo, ya que la mayor virtud y defecto de este género es que depende mucho de los efectos especiales. Aunque las maquetas y las pinturas lucen fantásticas a mis ojos veinteañeros, es probable que a los lectores nacidos en un mundo post-Jurassic Park les parezcan un chiste. Sólo les puedo decir que es una saga que crece en el corazón de uno, un gusto adquirido.

Tras el éxito de Star Wars en el 77, los productores de la Paramount decidieron utilizar el éxito de las reemisiones de la clásica serie Star Trek para hacer un película de ciencia ficción con la que hacer caja. Si tuviese éxito, podría reavivar las ascuas de un viejo proyecto: el de continuar las aventuras del Enterprise en un formato de serie.

La película se comportó en taquilla decentemente, nada extraodinario. Lo suficiente para hacer una secuelas; pero cambiando ligeramente el cerebral estilo de la primera película para cerrar hilos argumentales y dar la última puntada a los míticos personajes de la serie.

Star Trek: The Motion Picture (1979)

Argumento: Una enorme nave, y cuando digo enorme, digo jodidamente enorme, de varias unidades astronómicas de longitud, se dirije hacia la Tierra. A su paso destruye naves de la Federación y del Imperio Klingon por igual. La tripulación del Enterprise es llamada a filas para que con su experiencia resuelvan la crisis. Muchos no se han visto en años y han pasado por ciertas crisis personales y juntos deben enfrentarse a lo desconocido

Comentario: Es una película interesante, desde sus efectos especiales "acongojantes" (por la escala que se muestra en pantalla) a su maravillosa banda sonora de Jerry Goldsmith. La trama es cerebral y oscura, muy en línea con 2001: Odisea en el Espacio por momentos. Uno de sus momentos álgidos son las tomas de varios minutos alrededor de la nave de los protagonistas, una de las escenas de masturbación visual más largas de la ciencia ficción.
Quizá sea el film más duro de digerir de los diez que se han estrenado hasta ahora por su aridez dramática. Yo recomendaría empezar a ver Star Trek por la segunda película, pues no os perdeis nada importante y si os interesa siempre podeis volver a ver esta una vez esteis enganchados.

Star Trek II: The Wrath of Khan (La Ira de Khan, 1982)

Argumento: Convertido en un profesor de la Academia de la Flota Estelar, Kirk se arrepiente de haber aceptado el rango de Almirante. Su ex-primer oficial, Spock, tiene ahora el rango de Capitán y está al mando del Enterprise, que se ha convertido en un buque escuela para los cadetes.
Un antiguo enemigo llamado Khan, un superhombre genético del siglo XXI, al que por sus crímenes habían abandonado en un planeta con sus seguidores: ha escapado. Con su superior astucia, descubre que los científicos de la Federación están a punto de crear un milagro tecnológico: crear vida de planetoides muertos, el Proyecto Génesis. En sus manos, podría convertise en un arma terrorífica y Kirk y sus compañeros se ven obligados a detenerle.

Comentario: Entretenidísma aventura, que tiene todos los ingredientes para entretener a todos los públicos: superhombres genéticos, monstruos controladores de mentes, armas de destrucción masiva, drama personal y como colofón duelos espaciales. La banda sonora es maravillosa, una de mis favoritas, especialmente en las batallas. Y sale Kirstie Alley, que estaba muy fresca por aquel entonces. Es el comienzo de una "trilogía no oficial" que abarca desde la segunda a la cuarta entrega.

Star Trek III: The Search for Spock (En Búsqueda de Spock, 1984)

Argumento: Tras la pérdida de uno de los más importantes compañeros durante la crisis del Génesis, el Enterprise regresa a casa en un estado ruinoso por la batalla. Allí descubren que será decomisionado y que serán reasignados a nuevas misiones. El padre de Spock revela a Kirk que debe hacer una última misión por su hijo, que le llevará a él y a su tripulación a sacrificar todo por amistad.

Comentario: Los klingons aparecen en la película. Eso siempre es bueno, es como ver orcos de una partida de dungeons enfrentándose a los hombres del siglo XXIII. Una de mis naves favoritas, el Pájaro de Presa, es una de las estrellas del show y se pronuncian algunas de las frases más míticas de la saga. Por encima de todo, es un canto a la amistad que une a los protagonistas y continua lo sucedido en la Ira de Khan.

Star Trek IV: The Voyage Home (Misión: Salvar la Tierra, 1986)

Argumento: La tripulación del Enterprise debe regresar a la Tierra para hacer frente a un Consejo de Guerra por su insubordinación. Durante el viaje descubren que una nave sonda de increíble poder se les ha adelantado y ha comenzado a emitir señales de comunicaciones tan poderosas que ha absorbido toda la potencia energética del planeta y ha comenzado a evaporar toda el agua de su superficie. Para solucionar la crisis, Kirk y sus compañeros viajan al siglo XX.

Comentario: Esta película es la risa. Incluso aquellos que odian Star Trek se lo pasan bien con la cuarta secuela, ya que es muy gracioso ver hombres de un futuro perfecto en el presente imperfecto de 1986. Escenas como la de Chekov preguntando a un policia donde están "los submarinosss nuclearres" en un horrible acento russkie o al Doctor McCoy alucinando ante la bárbara medicina del siglo XX no tienen precio. Además, te lavan el cerebro con una buena dosis de ecologismo.

Star Trek V: The Final Frontier (La Última Frontera, 1989)

Argumento: Sybok, un misterioso vulcaniano capaz de convencer a otros de sus ideas, quiere descubrir qué se halla en el centro de la galaxia. Para ello intentará secuestrar una nave con la que hacer el viaje y los héroes se verán implicados.

Comentario: Pésima. No la veais. O si la veis, estad avisados. La película fue dirigida y co-escrita por Shatner, el actor de Kirk y es de lo peor que podeis ver. Lo único bueno que tiene es las escenas del principio y el final, en la que los tripulantes están de camping y como siempre su excelente banda sonora.

Star Trek VI: The Undiscovered Country (El País desconocido, 1991)

Argumento: Praxis, una de las lunas de Qo'nos, capital del Imperio Klingon, estalla durante un accidente minero. La sobreexplotación y contaminación provocada por el enorme esfuerzo militar de esta raza les ha llevado al borde de la extinción, que será una realidad en 50 años si no cambian radicalmente. Un proceso de paz entre la Federación y el Imperio podría eliminar la tradicional Zona Neutral que hace de buffer entre ambas superpotencias, permitiendo a los Klingon colonizar esos territorios y eliminar la necesidad de mantener sus enormes ejércitos.
El Enterprise es enviado como escolta del Canciller Gorkon, para iniciar las negociaciones. Durante el viaje, una conspiración amenazará la paz galáctica y pondrá por última vez a prueba a los casi jubilados héroes.

Comentario: Magnífica. Esta película es realmente buena. Tiene de todo, batallas espaciales, frases shakespirianas, bromas a costa de la propia saga, buenos efectos especiales y el final de una leyenda y el comienzo de otra. El siglo XXIII se despide de las pantallas con una gran traca final, cuyo eco reverberará en vuestras memorias, haciendo una parábola de los sucesos que en aquel momento sacudían las planas de los periodicos: El Muro de Berlín había caído. La guerra fría había terminado. ¿Qué nos espera en el futuro?

La Semana que viene, continuaré con la serie que abre las puertas al siglo XXIV en Star Trek: The Next Generation.

2 comentarios:

Mageos Dunnter dijo...

Solo diré una cosa:

KHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAANNNNNN!!!!

Frost Raven dijo...

Yo es que me parto con el ego de William Shatner... prácticamente se sale de la pantalla lo chulo que es. El personaje es tan hinchado; pero a la vez tan campechano, que no puede sentir otra cosa que afecto por él.

"Fue en el mejor de los tiempos, fue en el peor de los tiempos, Capitán". XDD