sábado, 6 de diciembre de 2008

Lucas bashing: Mejoras y retoques (II)

Retomamos esta semana las cuestiones referentes a los retoques que nuestro amigo George, aburrido en su rancho de California, decidió realizar en la trilogía original en sus dos re-ediciones (1997 y 2004).

Hoy nos centraremos en uno de los cambios, más duramente criticados por los fans, realizado sobre el film El Retorno del Jedi (Return of the Jedi, 1983), pero no sin antes admitir el progresivo buen trabajo de restauración digital, que se puede observar en esta película en sus diferentes versiones.

Por poner un ejemplo, podemos ver la mejora del fotograma que muestra la barcaza de Jabba El Hutt, surcando el Mar de las Dunas de Tatooine, camino de La Fosa de Carkoon. En la primera imagen el vehículo es un postizo de lo más evidente sobre un fondo croma en el que se proyecta el entorno desértico. El copy-paste queda aún más evidenciado con la adición, sobre la superficie de las dunas, de la sombra generada por la barcaza y el esquife escolta.

En la Special Edition de 1997 no sólo se ha "limpiado" la escena volviendo esta mucho más nítida, sino que se corrigieron las sombras y las coordinaron con un movimiento más fluído, acompasado con el avance de la barcaza y el esquife. El postizo de imágenes se suavizó, y la figura solitaria sobre la barcaza se reemplazó por dos figuras en movimiento, algo más naturales.

En la última (toquemos madera) edición de DVD, se incrementaron los contrastes y la claridad de la imagen. Cada elemento presenta texturas que permiten observar detalles, antes insospechados (por ejemplo en la arena).

Dejando de lado estas mejoras, que aunque han embellecido las películas antíguas les han arrebatado su nostálgico aspecto clásico, nos centraremos en explicar el cambio más radical de El Retorno del Jedi en cuanto al actor que interpreta el Espíritu de la Fuerza de Anakin Skywalker.

Hay que aclarar previamente, que la persona que siempre estuvo debajo de la oscura armadura de Vader era David Prowse, pero que el actor que le puso la voz al personaje tanto en la trilogía original como en el Episodio III ha sido James Earl Jones, del que nada tiene que envidiar nuestro querido Constatino Romero.

En todas las versiones del film (1983, 1997 y 2004), gracias a la petición expresa del redimido Lord Oscuro a su hijo, y ante la inminencia de su muerte, el público descubre el verdadero rostro de Anakin Skywalker: el del actor Sebastian Shaw.

Acercándose el estreno de La Venganza de los Sith (2005), y para cerrar más aún el círculo, George Lucas decide realizar dos retoques en la versión DVD del Retorno del Jedi sobre el personaje de Anakin Skywalker, para asemejarlo al de la nueva trilogía. El primero, sobre el rostro de Sebastian Shaw desenmascarado, "tiñendole" de foma digital las morenas cejas del actor en un acto más de masturbación CGI inútil ¿Importaba que estuviesen o no?

No contento con ello realiza el segundo, en la escena de los espíritus de la Fuerza en Endor. En ella sustituye al actor Sebastian Shaw e introduce a lo "cutre-paste" la cabeza de Hayden Christensen (podeis ver que las ropas de ambas ediciones caen igual, salvo el "pico" que hace el cuello de Hayden al meter su jeta).

Y... ¿Por qué? ¿Por qué hacer este cambio? ¿Acaso el público necesita recordar como es el joven Anakin Skywalker de la trilogía precuela? Explicación de Geeoooorge: Los espíritus de la Fuerza muestran la apariencia del ser cuando éste fue luminoso por última vez. Pues estupendo.

Primero: No recuerdo a Anakin luminoso desde el Episodio II. Más bien me viene a la mente la imagen de un auténtico niñato gilipollas frustrado, que echa la culpa a Obi-Wan de su desdicha y es incapaz de controlar sus emociones y acciones, poco luminosas también. Mientras el solitario Obi·Wan se juega el tipo a años luz de distancia, el crio esta jugando y manipulando para sí a una Senadora que muestra muy pocos dedos de frente.

Segundo: Anakin Skywalker fue luminoso por última vez cuando dejó de pensar en sí mismo y arrojó por el pozo del reactor a Palpatine, salvando la vida de su hijo. Esa fue la acción que le redimió, que le devolvió finalmente a la luz y que se cobró su vida. Por lo que Sebastian Shaw encajaba perfectamente en la escena de los espíritus.

Y en tercer lugar, incluso tragando sin escupir la explicación de Mr. Lucas, se podría haber insertado la imagen de Hayden pero con la vestimenta que acostumbra a llevar en episodio III, y no con el modelo Obi·Wan-EpisodioIV de túnica Jedi, que jamás ha llevado el personaje.

Un vez más, una de las cosas que mantenían el sabor añejo, como era el carácter y la actitud intimidadora de Vader en la trilogía original, se rebaja al introducir a Christensen. No sólo por el actor, sino por el mal director de actores que dirigío su interpretación. Entre ambos han conseguido desmitificar el mito y ridiculizarlo.

Somos una gran masa de fans los que seguimos sin poder imaginar al personaje de Hayden como la persona que habita bajo la armadura de Darth Vader, que comanda a la flota Imperial, que sabe distinguir y respetar a las personas competentes de su alrededor frente a los ineptos, que imprime el miedo a oficiales y soldados, y al que la derrota no le afecta.

Una vez más, juzguen ustedes.

6 comentarios:

Mavros dijo...

Muy de acuerdo con todo excepto con lo de las cejas. Llámame purista, pero si un tío se quema vivo, como le pasa a él en Mustafar, amén de dejar sus miembros más grandes (espero) diseminados por ahí, no debería aparecer 20 años después con que le han crecido unas cejas del tamaño de las de Macario.

Lo demás es cierto, todas y cada una de las explicaciones que das acerca del descalabro de escoger a Hayden y de un guión para idiotas (que ya ni para niños vale) son las mismas que pasan por mi cabeza antes de lanzar el siempre efectivo, desgarrado y también muy cinematográfico "¿POR QUÉEEEEEE?" al aire.

Frost Raven dijo...

Debo decir que no es culpa de Horn lo de las cejas, fue algo que metió debido a mis comentarios sobre el tema. Aunque es cierto que si ardes, tus cejas pueden ir camino del dodo, semejante fuego haría arder los globos oculares también y explotarían como los tomates en los microondas.
En el mismo episodio que arde, se puede ver cuando le ponen el traje que le quedan restos de cejas en el ceño; pero eso es una mala excusa por mi parte.

Para mí una edición especial debería expandir lo que en esa película se cuenta, pulir efectos especiales e incluso corregir bloopers que en su momento pasaron desapercibidos (como por ej, la bombona de gas que se ve en el carruaje de Gladitor), no ser el camino para reinventar algo que lleva 25 años así y a realmente nadie le importó en su momentos ni al cabo de los años.
Es como lo de Greedo Shot First. Si es para que Han no quede como un asesino a sangre fría y los niños no sufran, ¿porqué dejar la posible relación incestuosa entre Luke y Leia? Ya sé que un beso no es nada y era para dar celos al Han, pero el niño no llega a esos extremos tampoco XD

Lui dijo...

los poderes del lado oscuro son la ostia jajajajaja. salu2 y creo que teneis razon tod2 buen blog y buen post.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tus comentarios, bueno más bien criticas, sobre los cambios que George Lucas hizo para calzar su segunda Trilogia.
Siento que cambiar a Sebastian Shawn fue una falta de respeto a este actor que ayudo a crear esa leyenda moderna que es Star Wars.Christensen no fue nadas mas que niño malcriado que nunca represento ni una gota de lo que era Vader. Me quedo con la trilogia original.

Anónimo dijo...

lo de las cejas me da igual, pero de todos los demás cambios creo que en eso si tienes razón le quitaron por demás lo malvado a Vader.

Anónimo dijo...

No, pero yo tengo un amigo que se quemó hasta las pestañas pero no se quemó los ojos, así que concuerdo con mavren..