jueves, 11 de diciembre de 2008

Biografías Galácticas : Freedon Nadd

... más rápido, más fácil, más seductor.
- Maestro Yoda -

En la biografía de esta semana descubriremos cómo una vez más, un prometedor padawan cae en el Lado Oscuro movido por sus frustraciones y las duras exigencias del entrenamiento Jedi. En fin, estos eran tiempos y no los de Anakin Skywalker...

Nacido hacia 4,400 ABY, Freedon Nadd fue un adelantado estudiante Jedi que se convertiría con el tiempo en un poderoso Lord Oscuro.

La carrera de Nadd se inició cuando éste llegó a la Gran Biblioteca Jedi de Ossus para comenzar su entrenamiento como padawan. Muy pronto los Maestros se percataron del enorme nivel de conocimientos y su gran aptitud en el dominio de la Fuerza, llegando a la conclusión de que en un breve plazo de tiempo se convertiría en un Caballero Jedi superando al resto de los alumnos.

Aún así, y de forma inesperada, Nadd no fue ascendido a Caballero en su primera prueba. Los Maestros Jedi decidieron posponer su inminente y segura promoción para evaluar la reacción del joven. Este hecho provocó un enorme conflicto interno en Freedon, tras ver como sus compañeros Padawan se convertían en lo que más ansiaban, quedándose él un paso atrás.

Sumido en el dolor y confundido por lo que esperaban de él, Nadd fue en busca de su antigua Maestra Jedi, Matta Tremayne. Cuando la encontró, a la entrada de la Biblioteca, Tremayne estaba realizando sus habituales ejercicios de meditación con el sable de luz. Convencido de su ayuda, Freedon esperó a que se percatara de su presencia. Tras horas de espera sin resultado alguno, Nadd estalló de frustación.

Tremayne interrumpió su meditación y explicó a su antiguo pupilo que debía buscar por sí mismo aquello de lo que carecía para convertirse en Caballero Jedi. La frustración de Nadd se convirtió en ira, acusando a los Jedi de temerosos por no compartir sus conocimientos y poderes de la Fuerza con él. A sus exaltados razonamientos le siguió el inmutable silencio de su Maestra.

Nadd, indignado por la pasividad de la mujer, encendió su sable de luz y se enfrentó a Tremayne. Con sus hábiles bloqueos, Freedon tomó ventaja en el combate hasta que asestó una herida mortal a su mentora, justo en el momento en el que el joven se percató de que todo había sido una prueba de ésta.

Maldiciendo a los Maestros por la prueba impuesta, que le había conducido a matar a su maestra, Nadd tomó una nave y se dirigió a los territorios del antiguo Imperio Sith, lleno de sed de venganza hacia los Jedi. Adentrándose en lo más profundo del Imperio y guiado por diferentes holocrones que encontró en su viaje, Freedon llegó a la cuarta luna del gigante gaseoso Yavin.

Allí, el espíritu del Señor Oscuro Naga Sadow trató de completar la formación del Jedi caído, pero antes de su conclusión y creyéndose ya merecedor del trono Sith, Freedon destruyó a su Maestro con una antigua técnica Jedi. Tras recorrer durante meses las ruinas Sith de la luna y recoger abundantes artefactos, Nadd tuvo la sensación de haber concluído su entrenamiento.

El nuevo Lord Oscuro viajó a Onderon, donde a través de sus nuevas habilidades de la Fuerza, y tras repeler a las Bestias de Dxun (luna de Onderon con una órbita sumamente cercana al planeta), se convirtió en Rey de los onderonianos.

Años después de su muerte y sepultura en la capital amurallada de Iziz, los descendientes de Nadd, estudiosos del Lado Oscuro y la magia Sith, sumieron al planeta en una guerra civil que duraría más de trescientos años. La tumba de Nadd se convirtió en un foco generador de energía oscura.

Tuvieron que pasar cientos de años para que los Jedi devolvieran la paz a Onderon...

3 comentarios:

Mageos Dunnter dijo...

Muy buena!

Queremos la de el más mothafackah badass jedi de todos!
Mace Windu for president! El emperador no se dejó ganar!

Anónimo dijo...

Vaya que no,si hubiera querido, palpatine se hubiera ventilado a mace windu con la misma tranquilidad que a los otros 3

Galaad Skywalker dijo...

Ya sé k estos mensajes son muy antiguos pero contestaré xD
Jamás se sabrá con objetividad cual de los dos era más poderoso. La ambigüedad es el factor con el que jugó Lucas en la escena, para no rebajar a ninguno de los dos. Lo demás, es pura especulación.