sábado, 21 de febrero de 2009

El Viaje del Héroe VII


Hoy os relatamos la penúltima entrega de los puntos de Joseph Campbell, plasmados por George Lucas en la trilogía original de Star Wars.

13. EL BOSQUE ENCANTADO

Nos encontramos en el punto de la aventura en el que Lando Calrissian se ha redimido ayudando a Han y a los otros héroes a escapar de Jabba. Ahora, mientras Lando lidera un escuadrón de pilotos hacia la nueva Estrella de la Muerte, el resto de los protagonistas viajan a la luna de Endor para destruir el generador de escudo que protege a la temida estación de combate del Imperio.

De forma curiosa, Endor es el nombre de una ciudad que cita el Antiguo Testamento, morada de una bruja o medium a quien Saúl consulta en la vigilia de la batalla de Bilboa. El Endor cinematográfico alberga también algo mágico en su interior, viéndose de nuevo los héroes en el sendero del bosque encantado.

Allí se toparán con los pequeños y peludos ewoks, quienes al igual que los elfos, hadas y otros habitantes de los bosques de los cuentos, pueden ser peligrosos o de mucha ayuda. El frondoso entorno en el que viven estos seres primitivos y la armonía con la que se encuentran integrados con la naturaleza, marca un definido contraste con la sobria y fría tecnología del Imperio.

Acorde al ambiente, Leia porta un vestido hecho con pieles y deja caer su cabellera en un gesto de aceptación de las costumbres de los anfitriones en comunión con el mundo natural que le rodea. Los ewoks a su vez, representan una fuerza creadora de vida a través del hecho de que son las primeras criaturas de la trilogía que se nos muestran con sus hijos bebés.

En este punto C3PO mostrará su transformación. Los ewok toman al androide por una especie de deidad. A lo largo del viaje de los héroes, C3PO ha permanecido en un plano paralelo a los protagonistas. Ha sido involucrado en su misión contra su voluntad, desmembrado y resucitado, y ahora recibe una adulación propia de una apoteosis heroica. Aún así, mantiene su limitada y no influyente personalidad, y no ve la manera de impedir que los ewoks preparen una ceremonia ritual en su honor, en la que los héroes serán el plato principal.

Ayudado por las habilidades de la Fuerza de Luke y cautivando a una audiencia atenta congregada alrededor de una hoguera, narrando las aventuras de los héroes, C3PO logrará su propia metamorfosis e inspirará a los ewoks a iniciar su propio camino heroico. En esta fase de la trilogía, los protagonistas principales son ya líderes completos que inspiran a los que les rodean, apareciendo nuevos héroes a medida que las crisis lo van exigiendo.

14. EL MONSTRUO

Una vez más, Luke se da cuenta que deberá desviarse del camino que toman sus compañeros, para alcanzar esa parte de Vader que aún es Anakin, y hacerle retornar a la luz. La expedición del joven a la segunda Estrella de la Muerte es otro descenso al inframundo para traer de vuelta a un padre, al igual que Hércules se adentra en los infiernos para volver con su amigo Teseo.

El conflicto físico desatado en Endor y alrededor de la Estrella de la Muerte refleja el conflicto espiritual de Luke cuando se enlaza en una lucha de voluntades con el mismísimo Emperador. Luke ha sido separado de los comunes mortales, sus amigos de la Alianza, y con Palpatine y Vader observa el conflicto desde la distancia. Como los dioses del monte Olimpo, estas tres figuras están por encima de la batalla, dirigiendo cuestiones superiores.

El Emperador es ahora el monstruo que habita en las entrañas del laberinto de la Estrella de la Muerte. En el relato griego de Teseo y el Minotauro, el laberinto es guardado por una criatura que es mitad hombre, mitad bestia. Aquí el guardián es Vader, que es medio hombre, medio máquina. Su armadura y circuitos vitales, representan la pérdida de humanidad del antiguo Caballero Jedi.

Durante este encuentro final, el Emperador tienta a Luke con una posición de poder junto a su padre e incluso la posibilidad de sustituirle. Yoda advirtió a Luke que los sentimientos de ira temor y hostilidad abren el espíritu al lado oscuro de la Fuerza. Palpatine ofrece a Luke su sable de luz, jugando así con las emociones de un joven desbordado por los acontecimientos que se viven fuera de la estación espacial.

Bien, siento tu cólera, estoy indefenso. Coge tu sable laser, atácame con todo tu odio y tu viaje al lado oscuro de la Fuerza se habrá completado”. La batalla interna de Luke se hace más intensa a medida que intenta contener su miedo y su rabia. Obligado a estar allí mientras sus amigos son puestos de nuevo en peligro, y convencido por el Emperador de que no habrá salvación ni posibilidad de éxito para ellos, Luke hace frente a su padre y las tinieblas de su propio ser.


15. LA REDENCIÓN

Luke y Vader han intercambiado sus papeles desde su último enfrentamiento en Bespin. Ahora es el joven el que intenta mermar en la moral oscura de su progenitor con el fin de salvar su alma. Pero Luke se ve obligado a abandonar continuamente el duelo, para también hacer frente a su ira y hostilidad hacia la prueba del Emperador. Únicamente cuando Vader apela a la hermana melliza del joven y a su posible destino oscuro, Luke ataca a su padre con odio frenético hasta cercenarle la mano derecha.

Cuando el Emperador insta al joven a acabar con la vida de su progenitor, Luke cae en la cuenta de que está en el camino de convertirse en el próximo sirviente de la oscuridad. Al igual que su padre, él ya tiene una mano mecánica; ya se encuentra a medio camino del lado oscuro. Por ello, Luke arroja a un lado su sable, dominando sus propios instintos y rechazando obedecer las órdenes del Emperador. Airado, Palpatine desata sus poderes para acabar con la vida del joven Jedi. Es el momento crucial de la historia en el que Luke se vuelve hacia su padre en busca de auxilio.

Este proceso de congraciarse con el padre en una de las cuestiones arquetípicas que pueden encontrarse en muchas culturas. Así en la mitología de los indios navajos, los Guerreros Gemelos salen en busca de su padre que es el Sol. Éste les hace pasar terribles pruebas y tormentos bajo su asfixiante calor, pero cuando por fin queda satisfecho de su coraje y astucia, les admite como sus hijos.

La naturaleza de Vader ha estado prisionera del Imperio, pero en su interior aún residen todas las “potencialidades vitales” (como diría Joseph Campbell) que un día pertenecieron a Anakin Skywalker. Ahora tiene la oportunidad de realizar una de esas potencialidades como héroe salvador. Luke no hace uso de su habilidad guerrera (principalmente a costa de la parálisis a la que le somete el Emperador) sino que apela al corazón de Vader cuando Palpatine está a punto de destruirle.

Finalmente Vader ataca a su maestro para salvar a su hijo. Mientras las letales descargas eléctricas destruyen su soporte de vida artificial, el padre saca sus últimas fuerza para arrojar al Emperador al abismo del reactor de la estación. Vader consigue despegarse de su maligno maestro y consigue su metamorfosis a través de su propio hijo. Anakin se ha convertido en una figura trágica; su viaje del héroe se ha contemplado en su mínima expresión. Las hazañas y las pruebas que ha tenido que superar, en la Trilogía Original, han tenido lugar en su interior. En cierto modo es un ángel caído que acaba mostrando al fin su verdadera esencia.

Continuará…

3 comentarios:

Mageos Dunnter dijo...

Si habéis leído la novela del retorno del Jedi, hay pequeñas diferencias con respecto a la película que resultan cuanto menos curiosas. Ahora mismo puedo recordar un par de ellas:

- En la novela el emperador ordena a la estrella de la muerte disparar contra Endor en la escena final y de no haber sido destruida antes del disparo habría sido el final de los pobres Ewoks. Supongo que este giro era algo redundante con el del episodio IV.

- Cuando lanza su descarga de rayos mortales contra Luke, este consigue repelerlos brevemente, al más puro estilo Yoda, usando su propia habilidad con la Fuerza. Por desgracia el emperador es mucho más poderosos y apenas consigue resistir unos pocos segundos.

Recordáis alguno más? :D

Master Lauf Horn dijo...

Yo no he leído la novela. Creo que Frost la tiene por casa y podría añadir algún detalle más al respecto.

No sé a quien le escuché decir, que en la novela se describe mucho mejor la lucha interna de Luke por el control de sus emociones, así como el paseo que realiza por el lado oscuro cuando entra en el palacio de Jabba y estrangula a los gamorreanos. No lo he podido confirmar.

Sé que en el film se rodaron escenas adicionales en su día que al final no aparecieron en el montaje final. Un ejemplo es una toma en los desiertos de Tatooine, posterior a la destrucción de la barcaza de Jabba, en la que Han agradece el rescate a Luke y se despide de éste (ya que se va a reunir de nuevo con Yoda, mientras que el resto del grupo se reune con los rebeldes).

En cuanto al "wietnam" imperial en Endor, sigo sin creerme que una tribu primitiva acabara con una legión de stormtroopers, pero bueno... Reconozco que esta película era mi favorita de crío; ahora, sin duda, prefiero el Episodio V.

Frost Raven dijo...

En la novela ciertas cosas están mejor, si recuerdo bien el Almirante Jeljerrod (creo que era ese el mando de la DS2, el hombre de la nuez batiente XD) dirigió personalmente el arma contra el planeta segundos antes de que el reactor hicera flick en vez de flack y Lando surfease el donut explosivo.

También recuerdo la escena de la tormenta de arena, que regresan al Halcón y hay una escena emotiva del Han antes de que Luke se pierda en ella en busca de su Ala-X.

Como ya habeis dicho, es un poco redundante dado que Han luego tiene esa evidente transformación de cínico a héroe al ofrecerse voluntario en el Home One como líder del comando contra el generador de escudo.

Yo lo de los ewoks y vietnam me hace gracia, porque comparando con los gungans que parece que se iban de baretos en vez de a una batalla, se les ve morir, sufrir y utilizan su entorno y número para derrotar a unos soldados de asalto que no se los toman en serio (como para hacerlo, ¡son tan abrazables!: PUCHUUUUU! XDD)