domingo, 8 de marzo de 2009

El Frikómetro - Star Trek The Next Generation

Tras una pausa de varias semanas, continuaré hablando de las series de Star Trek, en esta ocasión de su más popular y querida serie: la Nueva Generación.

Para 1989 la franquicia de Star Trek estaba resucitando. Las películas de tripulación original habían sido un éxito relativo y se barajó la posibilidad de hacer una continuación con los veteranos actores de la primera, Star Trek Phase II o incluso, las Aventuras del Capitán Sulu, que tendrían una nueva tripulación a bordo del Excelsior.

Sin embargo, Gene Roddenberry prefirió ser más valiente que todo ello y de nuevo, romper moldes. Decidió hacer una serie ambientada un siglo más tarde, en la que ya no había guerras de las que hablar (se había llegado a la paz con los Klingon en Khitomer) y en el que la Flota Estelar había cambiado bastante desde la última vez que había salido en la pequeña pantalla.

Ambientación

Para empezar, la falta de conflictos entre macroimperios había llevado a la Federación a desmantelar sus naves de guerra, dedicandose a la función esencial de la Flota Estelar: explorar y entablar relaciones diplomáticas, intentando conocer mejor el universo. Los romulanos trameaban al otro lado de la zona neutral y el resto de poderes no les importaba que la pacífica Federación se dedicase a sus asuntos.

El Enterprise se había convertido en la nave insignia de la Federación y diferentes oficiales habían tenido el honor de capitanearlas a lo largo de los años. En la actualidad van por la letra D (la A era la segunda nave de Kirk, tras destruir la primera en uno de sus locos planes) y su capitán era un francés madurillo llamado Jean-Luc Picard. El Enterprise-D, de clase Galaxy, era una nave cuatro veces más grande que la que dirigió Kirk, e infinitas veces más rápida, poderosa y avanzada. De una tripulación de unos 200 hombres y mujeres se había pasado a llevar a bordo más de un millar de pasajeros, entre ellos las propias familias de los oficiales. Sí, niños correteando por el Enterprise. Increibleble, que diría Ford Farlaine.

Otra de los grandes avances tecnológicos del siglo XXIV es la aparición de las holocubiertas, salas en las que con una combinación de campos de fuerza, tecnología holográfica y replicadores dirigidos por un programa de ordenador, se pueden recrear todo tipo de ambientes y situaciones con total seguridad, sea una batalla medieval, una carrera de caballos, una zona de entrenamiento o un hecho histórico. Esta fue la perfecta excusa para crear todo tipo de episodios dentro de la nave con resultados de diferente pelaje y que sirven para cambiar de ambiente de vez en cuando.

Aunque la serie continuó con su orgullosa tradición de "un episodio, una movida completamente diferente", la muerte de Gene Roddenberry hacia la tercera temporada hizo que la serie cayese en manos de sus colaboradores, que utilizaron sus notas y habilidades propias para desarrollar el siglo XXIV a su manera. Aunque los Borg, un conglomerado multirracial de ciborgs invasores, eran parte de la creación original de Gene, fueron desarrollados para convertirse en el "coco" de la Federación, que aunque tenía muchos otros enemigos, ninguno de la altura de estos superavanzados cabroncetes del cuadrante delta.

Pequeños arcos argumentales fueron desarrollados en un tímido intento de hacer una macrohistoria para la saga, con tramas de los romulanos, la guerra civil Klingon (escrita por Ronald D. Moore, que algunos conocereis por el remake de Battlestar Galactica) o los inicios de un grupo rebelde que ha abandonado la Federación, los Maquis, estos últimos, una crítica que señala que incluso en el paraíso hay problemas.

Personajes

Capitán Jean-Luc Picard (Patrick Stewart)
Picard "¿Ingeniería?"
LaForge "¡Hemos perdido el reactor de curvatura!"
Picard "Merde"

Francés (aunque con un sospechoso acento británico), calvo, maduro, diplomático, pacifista y sobre todo, un estudioso del pasado, el Capitán Picard es la antítesis de lo que para todos era un buen capitán del Enterprise. ¿Qué tipo de protagonista es este? Quizá el mejor que haya estado en el puente de la nave insignia de la Federación, pues aunque la sombra de Kirk es inmensa, la de Picard no se queda corta, pues el actor que hay detrás del personaje es inmejorable, la creme de la creme.

Gene Roddenberry decidió dividir la persona del capitán en dos partes: la cerebral y prudente en manos de Picard y la segunda, jovial y arriesgada en la persona de su primer oficial, Riker. La idea, que ya estaba en el piloto original de Star Trek (en el que el XO era una mujer y los productores de los 60 fliparon demasiado), era que el veterano estratega se quedase en el puente, donde todo capitán debe estar, mientras el joven y valiente primer oficial se ocupaba de las misiones en persona.

Y funcionó. Maldita sea si funcionó. Para muchos esto dio mucho realismo a la serie y creó en Picard la figura paternal que el capitán se intuía que irradiaba en la serie original, el ejemplo a seguir por todos. Jean-Luc es un hombre de sillón, un intelectual, pero su frágil apariencia esconde una voluntad de hierro y el espíritu hecho carne de la Federación: curiosidad, tolerancia y una ética a prueba de bombas. Picard es el hombre que toma las decisiones y en muy contadas ocasiones se equivoca. Cuando habla, es para lanzar perlas de sabiduría. Y es que las canas son como galones en este veterano capitán. Al comienzo de la historia no puede soportar los niños, ni la falta de orden y con el tiempo -mucho tiempo- va transformándose en una mejor persona, si eso es posible en semejante figura.

Comandante William Riker (Jonathan Frakes)
"¡Arriba los escudos! Alerta Roja." (si no lo dice cada episodio, explota)

Como ya dije en la sección de Picard, Riker se convierte en la parte de acción del dúo entre Oficial al Mando y Oficial Ejecutivo. Rescatando una de las ideas originales de Roddenberry, Picard siempre se dirije a él como su "Número Uno", delegando en él las responsabilidades a la hora de dirigir la nave. Riker es un joven y ambicioso oficial y quiere sentarse un día donde ahora tiene las posaderas Picard; pero puede esperar, ya que quiere aprender del mejor. Cuando llega a la nave es un joven imberbe y presuntuoso, pero con los años la barba crece (factor jedi, todos lo sabemos) y con ella la sabiduría que por ósmosis coge de su mentor.

Riker tiene una relación sentimental con la consejera Troi; pero ambos lo dejaron atrás hace mucho tiempo, cuando William eligió dejarla en favor de su carrera. Deanna todavía le mira con ojitos; pero ha aceptado que está más salido que la pata de una silla y que se tirará a toda alienígena con la que se cruce, al más puro estilo Kirk.

Teniente Comandante Data (Brent Spiner)
"¿En qué estabas pensando, Data?" (tras besarla)
"En ese preciso momento estaba reconfigurando los parámetros del campo de curvatura, analizando los trabajos completos de Charles Dickens, calculando la presión que podía aplicar con seguridad a tus labios, considerando suplementos alimenticios para mi gato..."

El segundo oficial de la nave es un androide. Y no es cualquier androide, es el primero que ha logrado llegar a oficial de la Flota Estelar y única creación del genial doctor Song. Sin duda alguna es el mejor y más valioso oficial que tiene a su disposición Picard, capaz de calcular más rápido que nadie, descifrar cualquier enigma o vencer a cualquier enemigo. Pero Data es Pinocho, el juguete que quiere ser humano y cuya máxima aspiración es ser igual a esos débiles seres de carne y hueso, a los que supera en todos los niveles físicos e intelectuales.

Aunque ha vivido varias décadas entre humanos y otras razas, todavía es socialmente inepto. Su incapacidad a la hora de sentir le convierte en el personaje "extraño" que sirve de espejo de la humanidad, de la misma manera que Spock; pero al contrario que él, es el más famoso alivio cómico de la serie. Data es un patoso: no sabe cuando callar, precisa demasiados datos, confunde conocimiento con sabiduría y no sabe cuando ni cómo hacer reir a alguien. Su ennoblecedora relación de amistad con el ingeniero LaForge y su anaranjado gato, Spot, le convierten en todo un icono de la saga.

Teniente Geordi LaForge (LeVar Burton)
"Puedo desmontar un reactor de fusión con los ojos cerrados, puedo realinear un conducto de transferencia de plasma... ¿porqué no puedo relacionarme normalmente con las mujeres? Es como si.. no supiese que hacer y decir..."

Ciego desde su nacimiento, Geordi se vio obligado a usar un ciberimplante que le impide ver como otras personas; pero que le da una perspectiva única del universo que tendreis que disfrutar en la serie. En un comienzo era el piloto de la nave, una broma más de Gene ya que es gracioso que el ciego lleve una nave de cientos de metros de longitud; pero pronto quitó a un secundario olvidable la dirección de Ingeniería y encontró su auténtico hogar. Como ingeniero, LaForge es pasable. No le llega a la suela de los zapatos Scotty; pero es un gran amigo y comparsa de su compañero de fatigas, Data, con el que comparte una curiosa amistad.

Geordi representa la autosuperación en la serie: es el ciego que llegó a ser piloto, luego a ser ingeniero y finalmente fue eliminando sus inseguridades con los desafíos a los que se enfrenta, como dirigir al Enterprise como Capitán o salir victorioso de una cita.

Teniente Worf (Michael Dorn)
"No hay honor en luchar con los débiles"

Worf es el primer klingon en unirse a la flota estelar y para lograr esta gesta fue muy importante su educación humana, en casa de los rusos Rozhenko, tras la masacre de su familia por unos traicioneros romulanos en Khitomer. Como tal, es un personaje dual y que no es aceptado completamente ni por la Federación o por el Imperio, pues mezcla los mejores valores de los klingon, como el valor y el honor, con la ética y la formación de la Federación. Aunque siente la sed de sangre de su raza, no se deja dominar por ella, prefiriendo redirigirla a enemigos holográficos y al contrario que sus caóticos congéneres, es un hombre dominado por un innato sentido del órden y de la autodisciplina.

Al comienzo de la serie es el oficial táctico, encargado de disparar a cosas y destruirlas, cosa que le encanta; pero es muy secundario y se le tiene más como una novedad que como un personaje completo. Con el paso de las temporadas va creciendo y ennobleciendose hasta coger también el puesto de jefe de seguridad y ser pieza clave de la Guerra Civil Klingon. Tal fue su fama entre los fans, que fue trasladado a la siguiente serie de Star Trek: Deep Space 9, donde alcanza su rango final y su destino, en la Guerra Dominion.

Doctora Beverly Crusher (Gates MacFadden)
"Capitán, si debo relevarle del mando, lo haré."

La Doctora Crusher era la esposa del mejor amigo de Picard, que falleció bajo su mando durante una misión. La relación entre ambos es un poco tirante, porque ella se siente incómoda al ver como Picard se siente culpable cada vez que la mira. Con el paso del tiempo, su relación mejora hasta que se convierten en confidentes y compañeros de almuerzos, la única persona con la que el Capitán se relaja en privado, ya que en público se obliga a mostrarse como un reservado líder. Algunos dirían que hay un poco de tonteo romántico, que lo hay, pero la verdad es que Picard es un hombre demasiado leal a la figura de su ausente amigo como para traicionar su memoria.

Beverly se pluriemplea como madre viuda de su superdotado hijo Weasley, al que comentaré más abajo. Huelga decir que fuera de estas dos relaciones y la habitual crisis vírica o bacteriológica, no aparece mucho. En la segunda temporada es sustituida por la Doctora Pulaski, pero como me cae muy mal, no la comentaré (la muy petarda se metía con Data y eso es pecado).

Consejera Deanna Troi (Marina Sirtis)
"No me hace falta tener poderes empáticos para saber lo que siente esa chica por ti..."

Deanna es una mestiza entre humano y betazoide, una raza practicamente igual a la nuestra pero que tiene amplios poderes telepáticos. Como resultado de esa mezcla, Deanna recibió una pequeña ventaja a la hora de llevar a cabo su trabajo: el de consejera de la tripulación, del Capitán al último de sus pasajeros. Es una figura habitual del puente, donde... ehem.. aconseja como mejor puede según las circunstancias. Salvo Crusher, es la única persona a la que se permite cuestionar las intenciones o acciones de cualquiera de abordo y pese a ello, es ampliamente amada y respetada por todos. La única persona que puede sacarla de quicio es su madre, la embajadora Lwaxana Troi de Betazed, interpretada por la sin par mujer de Roddenberry, Majel Barrett.

Troi fue creada para dar cierto realismo a la tripulación: hacía falta un especialista en psicología que sirviese para apoyar o desaprobar las decisiones que se tomasen en las reuniones de oficiales, además de tener una persona de confianza para que la gente que suele acabar muy estresada tuviese una almohada en la que llorar. Como personaje es bastante accesorio y tras ver muchos episodios acabas muy cansado de sus "siento noseque, que no sirve para nada".

Guinan (Whoopi Goldberg)
"No soy tan joven como solía ser"

Guinan es la tabernera del Enterprise. Como lo ois, hay un bar en el Enterprise, localizado en la cubierta 10 y en la sección de proa, por lo que es llamado "Ten Forward" y allí ella es la que sirve los martinis con vodka mezclados pero no revueltos. Pertenece a una especie semihumana, los elaurianos, que se destacan por ser una raza de oyentes y ser extremadamente longevos. Esto los convierte en los perfectos psicólogos, confesores católicos y por supuesto, barmans, en este caso barwomans... ¿o ya hay que llamarlos barpersons para ser política y estúpidamente correcto? En fin, divago, Guinan es la persona sabia a la que, si le hablas mucho, acabas respondiente las dudas y llegas a una resolución rápida, como si de un amable espejo se tratase. Ella solo asiente, te pone tu copa y suelta sabiduría de galleta china, mientras sus extravagantes sombreros te hacen divagar. Y funciona, me gustaría que los taberneros locales fuesen como ella y no me hablasen del tiempo, de futbol o de lo cabrones que son los inspectores de sanidad.

Goldberg entró en la serie porque es una trekker galopante. De peque vio a Uhura y flipó en colores al verla allí, junto a tanto blanco que no la enviaba al final del autobus. Dejó de lado trabajos bien remunerados en varias películas, tras haber ganado un oscar, sólo por aparecer de secundaria en esta serie. Si tios, Star Trek es una leyenda.

Weasley Crusher (Bill Wheaton)
"¡Puedo ayudarle, Capitán!"

Weasley, Weasley, Weasley... que puedo decir de ti. El tipico chaval del siglo XXIV, genial en ciencias, un cociente intelectual galopante... y que a cualquier hijo de vecino le parece demasiado bueno para ser cierto. El chaval no es que vaya de pro por la vida, que no lo hace; pero quiere participar desde su tierna adolescencia en las aventuras de la nave, hasta el punto de que se cuela en el puente para aprender todo lo posible. Pasado un tiempo y viendo su utilidad, Picard accede a convertirlo en un Alferez en funciones y a apadrinarlo para entrar en la academia, teniendo en él al hijo que nunca tuvo (ni quiso tener, esta casado con la Enterprise XD).

Personalmente, el chaval ni me va ni me viene; pero debe ser el unico personaje de Star Trek que es odiado por sus fans. La idea tras el personaje es que el público joven se viese reflejado en este estudioso y respetuoso zagal, pero la verdad es que les salió el tiro por la culata: nadie es así. Los superdotados son el 2% de la población mundial y raramente son aceptados. Asi pues, cuando les sacas un niño que evidentemente es superior a ti durante "aquellos espinillosos años", lo que consigues en la audiencia es un desprecio por el prepotente chiquillo.

Temas

La Medida del Hombre
No son pocos los episodios en los que se plantea qué es un ser humano (o alienígena), qué lo define como tal y donde están sus límites. En la serie se producen algunos de los más deliciosos debates morales y conflictos emocionales. Uno de ellos, con el mismo nombre que esta sección, trata sobre un juicio que delucidará si Data es realmente un ser vivo y merece los mismos derechos, en un homenaje a las obras de Asimov, del que es descendiente nuestro androide favorito con su positrónico cerebro. También hay un episodio en el que se tortura a Picard durante días para romper su voluntad y hacerle aceptar lo inaceptable, quizá copiando un magnífico episodio de Babylon 5 sobre el mismo tema. El torturador quiere que las cuatro luces que hay sobre su cabeza sean aceptadas por Picard como cinco y cuando eso suceda, habrá vencido... cuando Picard es rescatado, casi medio loco por lo que ha sufrido, Stewart grita victoriosamente: "THERE ARE FOUR LIGHTS!".

El Paraíso Tecnológico
La Federación ha avanzado mucho tecnológicamente. Sus planetas lo tienen todo: energía, material, confort, felicidad, equilibrio social. Sus ciudadanos trabajan por el puro placer de dar algo a los demás a cambio de lo recibido, para automejorarse y conocer un poco mejor el universo. Algunos dirían que esto es comunismo espacial: no lo es. No tienen dinero los malditos. Sólo cuando hace falta negociar con un gobierno alienígena o comprar materiales que escasean y no pueden ser replicados, hace falta que el vil metal entre en juego. La verdad es que es refrescante ver una sociedad tan evolucionada; pero que pese a ello, sigue teniendo los problemas de siempre.

Todos para Uno y
Uno para Todos

En casi todas las series se trata mucho el tema del trabajo en equipo. En todas las de Star Trek, es exagerada esta sección; pero especialmente en la Nueva Generación es donde se ve más extremo y equilbrada esa noción de que sin equipo no vas a ninguna parte.
Picard es el protagonista; pero no se lia a tortas con sus enemigos: lo hace Riker. Picard da las órdenes, pero la Doctora Crusher toma las riendas de la situación si hace falta. Picard es un sabihondo, pero necesita el consejo moral de Troi para tomar decisiones difíciles. Y al final del día, sin la colaboración de todos no sobrevivirían para ver otro salto de curvatura, otra raza de la que aprender algo nuevo o el final de una batalla. Picard es el Rey, y sin sus mosqueteros (y ellos sin él) no podría salvar la galaxia.

Legado

Ciencia para Todos
Star Trek, especialmente esta serie, es el primer contacto de muchos con la ciencia ficción "hardcore", y no me refiero a que haya desnudos integrales, sinó que se habla de temas tecnológicos y científicos especulativos con total desparpajo, hasta el punto de traer a gente como Stephen Hawking a jugar una partida de cartas. En los 50 y 60, cuando la ciencia ficción era para gente con cerebro, no como ahora... ehem... los relatos sobre el tema eran auténticos ensayos científicos disfrazados con una historia futurista con las que endulzar la lección. La prosa quizá perdía bastante; pero el contenido proteínico era de alta calidad. Star Trek NG intentó dar bastantes episodios de divulgación, cosa que las siguientes series hicieron, pero ya barriendo para la F de ficción y menos hacia la S de science.

Maquillaje
El avance de los cosméticos y de las "caretas de goma" fue en gran parte desarrollado por los expertos que trabajaron en esta serie, pues cada semana aparecía una nueva raza. En esta serie se pueden ver como van mejorando poco a poco y como llegan a su cumbre en la última serie de la franquicia, Enterprise. A veces uno piensa que el látex siempre estuvo ahí para hacer fácil la tarea a los cineastas; pero nos equivocamos mucho.

Spin-Offs
Next Gen fue un exitazo. De veras. Aquí no nos enteramos, pero ya se sabe que España va a contrapelo de la historia y del universo. Esto llevó a la franquicia a diversificarse, creando nuevas historias en el mismo siglo e incluso compartiendo los mismos actores: algunos secundarios aparecen en hasta 3 de las otras series, siendo una de las gracias de los fans adivinar quien se esconde tras la careta de goma y creando un ambiente especial en la Paramount durante más de una década en que allí se produjo Star Trek, con una familia y una casta de trabajadores especialmente cohesionada. No es extraño que actores de una serie se convirtiesen en directores o guionistas de episodios de las siguientes, reciclandose a si mismos en el proceso.

Donde Conseguirla

Star Trek la Nueva Generación se encuentra a la venta en DVD, en ediciones progresivamente más baratas. Las primeras cinco temporadas se encuentran traducidas al castellano y las 2 últimas al español neutro, que es un acento inventado para el mercado centro y sudamericano que todos conocemos de las series del oso de Yellowstone y de los autos locos. Yo llegué a pensar de pequeño que los dibujos animados tenian ese acento, pero luego descubrí que era más cuestión de cutrería de los programadores que otra cosa. Como las veo en inglés, a mi me da igual, pero podeis flipar cuando de repente "Go go go" se convierte en un "Andele, andele, andeleeee".

2 comentarios:

Mageos Dunnter dijo...

Muy buena serie de todo buen amante de la ciencia ficción. Data el mejor de todos.

En cuanto a los doblajes, por alguna extraña razón para mí escuchar una serie con doblaje sudamericano le resta toda la seriedad, profesionalidad y atractivo que esta pueda tener. Debe ser porque asocio el acento a los culebrones, el chavo del ocho o las series de hanna-barbera en mis años mozos XD

Anónimo dijo...

A mi me pasa lo mismo con los doblajes sudamericanos. No consigo centrarme en lo que stoy viendo, a veces incluso me descojono.

Y no será porque no lo he intentado...pero ya me doy por vencido....al igual que tu, tambien debe ser que lo asocio a las series de nuestros años mozos jajaja.